jueves, 30 de octubre de 2014

Pastel Vegetal

La pastelería es lo que más me gusta y donde me encuentro más cómoda a la hora de elaborar algo pero también hay que comer antes de tomar el postre por eso hoy os traigo una receta riquísima que me enseñó mi vecina, eso de tener buenos vecinos es muy agradable porque además de sacarte de un apuro cuando te falta sal o azúcar también puedes intercambiar recetas con ellos. Eso a mí me viene ideal porque me encanta probar cosas nuevas y que te hagan descubrir recetas que no te habías ni imaginado me agrada mucho.
La receta de hoy es muy fácil de preparar y súper rápida, más de una vez me salvó una comida, ya me entendéis… se acerca la hora de la comida, no tenéis ni idea de lo que vais a hacer y no tenéis casi nada en la nevera pues esta receta es la solución!! Así que ya no hay excusas, podemos prescindir del jamón de york o de las salchichas que nos han salvados más de una vez pero de los que estamos cansados!!


Para 6 / 8 personas:
8 rebanadas de pan de molde (sin corteza mejor)
2 tomates natural (depende el tamaño)
Mayonesa + kétchup  o salsa rosa
Lechuga
3 latas de atún
200 g de tomate frito
Maíz o zanahoria rallada o los 2

Me gusta preparar todos los ingredientes antes de empezar, corto la lechuga en tiras finas, los tomates en rodajas, mezclo el atún con el tomate frito (se quita el aceite del atún) y preparo la salsa rosa (se puede comprar ya hecha pero prefiero hacerla yo misma). Para la salsa mete 4 o 5 cucharadas de mayonesa en un bol, 1 de kétchup y lo remueves bien, puedes añadir unas gotitas de zumo de limón o de naranja.


Ya se puede empezar con el montaje. En una fuente rectangular (se puede hacer en otra que tengas, esta receta se adapta tanto en cantidad como en forma) pon en el fondo 4 rebanadas de pan de molde. Tapa los huecos con lo sobrante, igual que en la foto.
Pon encima las rodajas de tomate, úntalas con la mitad de la salsa rosa y dispone otras 4 rebanadas de pan de molde encima.


Unta ahora el pan con toda la mezcla atún-tomate frito y termina echando la otra mitad de la salsa rosa encima, ya casi está terminado.
Reparte la lechuga de forma equitativa encima y coloca el maíz. También puedes rallar una zanahoria y sustituir el maíz por ella, al gusto de todos.
 

Una receta fresquita que os va a gustar.
Bon appétit!

martes, 21 de octubre de 2014

Muffins de Chocolate

La receta que os propongo hoy es una delicia, es TODO chocolate. Es el muffin, una magdalena exquisita, es ideal para el desayuno, para que tu niño se lo lleve de merienda o para saborearlo con un buen café instalada cómodamente en tu sofá y disfrutando el momento… y esta vez, de chocolate!! A mí, ya lo iréis viendo pero me encaaaanta el chocolate, podría vivir alimentándome solamente de chocolate, pan y leche. La verdad que muchos de los postres que hago (para no decir la mayoría) llevan chocolate pero no os preocupéis que habrá para todos los gustos. El problema es que me canso un poco de hacer siempre el mismo así que tengo que estar buscando recetas nuevas para satisfacer mi paladar que puede llegar a ser muy exigente. Y esta receta es el fruto de unas de mis investigaciones por la red, una joya de receta.

Para 12 Muffins:
200 g de mantequilla
200 g de azúcar glas
150 g de harina
½ sobre de levadura química
50 g de cacao en polvo no azucarado (tipo Van Houten)
2 huevos
160 g de leche tibia
150 g de chocolate en trozos también llamados “chunks”

Lo primero es poner a precalentar el horno a 160ºC.
En repostería te aconsejaran que siempre tengas todos tus ingredientes a la misma temperatura, lo mejor es sacar los huevos y la mantequilla el día anterior o un poco antes que decidas hacer tus muffins para que este todo a temperatura ambiente.
Luego, con tu batidora eléctrica o con la batidora de tu robot, vas batiendo el azúcar glas y la mantequilla durante al menos 3 minutos, la mezcla blanquea. Empiezas con una velocidad baja y vas aumentando de manera progresiva. Para que resalte el sabor a chocolate puedes echar una pizca de sal a esta mezcla.
Mezcla ahora juntos la harina, la levadura y el cacao y añade todo a la otra mezcla con una espátula sin insistir. Añade los huevos, mezcla muy poco. Luego echa la leche tibia, lo justo para incorporarla. Lo suyo es no mover mucho para no meter mucho aire.
Es el momento de meter los trozos de chocolate. Personalmente, hago mis propios chunks, solo tienes que poner tu tableta al microondas, unos 20 segundos, tiempo suficiente para que se ablande (mucho cuidado, no se tiene que derretir) y así evitar convertir tu cocina en un campo de batalla. En tu tabla de cortar, con un cuchillo vas haciendo trozos generosos, no temas de que sean demasiados grandes porque cuanto más grandes los chunks más rico el muffin!

Foto Pinterest

De los trozos que obtienes, quédate con 30 g más o menos y el resto lo pasas primero por un poco de harina para que no caigan todos los trozos en el fondo del muffin y lo añades a la masa.
Solo te hace falta disponer las cápsulas en tus moldes para magdalenas y verter la masa, llénalos hasta llegar  a  los 5 mm del borde.
Se reparte de forma equitativa los 30 g de chunks que te quedan sobre los muffins y los metes al horno como unos 30 minutos.

Vigílalos cuando se vaya acabando la cocción, mete la punta de un cuchillo en uno de tus muffins, tiene que salir bien limpia, entonces es hora de sacarlos.


Con esta receta tienes la posibilidad de elaborar muffins de otros sabores, puedes hacerlos de lo que quieras añadiendo el ingrediente que más te guste, limón, vainilla… Lo único que tienes que hacer es echar 200 g de harina en vez de 150 g. Aquí se ha sustituido harina por cacao.

Espero que os guste y bon appétit!! Es una receta que he sacado de uno de mis blogs preferidos: "C'est ma fournée", excelente!

miércoles, 15 de octubre de 2014

Petits pains caseros

Hoy empieza la aventura!!
Queridas Finas, ya no hay marcha atrás… Gracias por animarme a hacer esto, espero que os guste. Todas las recetas serán facilitas, me gusta cocinar pero también me gusta que sea fácil aunque me gustan los retos. También si alguna receta me parece muy elaborada, intento adaptarla, así que tranquilas, nos ponemos el mandil y manos a la obra. Me falta aclarar una cosa, las recetas no son aptas para dietas así que si no te gusta la mantequilla, la nata, el chocolate y si cuando vas al restaurante pides una ensalada, ya puedes huir!!  
Hoy empezaré con la base, la receta del pan y sin máquina!! Un gran descubrimiento para mi, siempre quise hacer mi propio pan pero todas las recetas que encontraba eran muy difíciles y había que usar una máquina que no poseía entonces. Hasta que di con esta maravillosa receta que ahora voy a compartir con vosotras.


Para 6 o 7 petits pains:
375 g de harina
12 g de levadura fresca (Mercadona, Carrefour…)
1 cucharilla de sal
50 ml de leche tibia
250 ml de agua tibia
1 cucharilla de miel


En un cuenco bastante grande echa la harina, calienta un poco el agua y le añades la levadura para que se disuelva más fácilmente.


Calienta también la leche y mezcla todos los ingredientes con la ayuda de una cuchara, no hace falta meter las manos si no quieres aunque yo las acabo metiendo.


Una vez que tienes todo bien mezclado, hay que formar una bola, es una masa muy elástica y se te pega a las manos todavía, tranquilidad que es normal!! Espolvorea un poco de harina sobre la bola, tápala con un film y déjala reposar unos 40 minutos en un sitio calentito (al lado de la chimenea en invierno, de un radiador o mismamente en tu microondas*).
Ya han pasado los 40 minutos, la masa ha duplicado de volumen.


Espolvorea un poco de harina en tu encimera, pon la masa encima y echas un poco de harina sobre la masa que sigue muy pegajosa pero tiene que ser así, echa lo justo para poder manipularla. Si echas demasiado obtendrás un pan demasiado duro. La trabajas apenas, lo justo para formar una baguette, igual que en la foto.


Ahora cortas unos pequeños panes y los dispones en papel de horno en una placa.


Ya has precalentado tu horno a 200ºC previamente, entonces metes al horno durante 15 a 17 minutos.




Una vez que los sacas del horno, los dejas enfriar y a comer! Aunque a mí me gusta comérmelos tibios… Se conservan muy bien 2 o 3 días en una caja hermética si todavía hay supervivientes pasado el primer día. También lo que hago para mi desayuno, los corto por la mitad y los paso por la tostadora, con mantequilla y mermelada, un desayuno perfecto para bien empezar el día.

* puedes usar tu microondas como mini estufa, para eso, tienes que poner a calentar un cuenco bien grande de agua, enseguida sacas el cuenco y metes la masa dentro del microondas, dentro se mantiene calentito.

Bon appétit!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips