miércoles, 30 de septiembre de 2015

Burritos de Pollo

A veces nos apetece comer esa comida llamada “basura” a que sí?? No digáis que no porque a todos nos encanta! Pero con esta receta que traigo hoy, no os preocupéis, es comida basura pero sana (bueno más sana que la del burger!) Lleva sus cosillas pero si la preparamos nosotros mismos en casa ya no es tan mala, este es mi lema, ya lo sabéis… Es una receta que pille de un restaurante ¡Cómo me gusta reproducir lo que veo por ahí! En fin, espero que os guste porque también es muy pero que muy fácil de hacer y rapidita. Perfecta para matar el gusanillo… ese de la comida basura… Jeje!!



Para 5 burritos
1 pechuga de pollo (también se puede usar pavo, queda más jugoso)
5 tortitas de trigo
5 lonchas de bacon
Queso Philadelphia
Queso rallado
Salsa barbacoa

Primero troceamos el pollo en tacos y lo freímos con un poco de aceite en la sartén, cuando este hecho, lo sacamos y reservamos. Ahora, freímos el bacon en la misma sartén, no hace falta echar más aceite, con su propia grasilla hay de sobra. Lo ponemos en un papel de cocina cuando este doradito.
Y ya montamos los burritos.
Untamos de Philadelphia una tortita de trigo, cuanto más mejor!!


Disponemos a un lado unos tacos de pollo.


Echamos por encima una loncha de bacon.

Enrollamos el burrito y lo metemos en una fuente en la cual hemos puesto papel de horno (así no se ensucia casi).
Hacemos lo mismo para los 4 burritos que nos quedan por montar y una vez estén todos en fila, echamos salsa barbacoa encima y espolvoreamos  de queso rallado.


Metemos al horno, precalentado a 180º hasta que este bien derretido el queso.


Bon appétit!

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Brownie

Hoy  mismo ha entrado por la puerta el otoño y para celebrarlo, os propongo una receta que llevo haciendo desde muy pequeña: el brownie. Un pastelito que todo el mundo conoce por su sabor intenso a chocolate y por su tierna textura. Es un postre que a mí me reconforta cada vez que lo hago porque con él me vienen un montón de recuerdos a la cabeza. Espero que este bizcochito acaba trayéndoos tantos buenos recuerdos como a mí por las veces que lo vais a merendar con vuestros seres queridos. Porque la comida también es eso, compartirla con los que queremos.



Para un molde cuadrado de 21x21
125 g de chocolate
125 g de mantequilla blanda
150 g de azúcar
2 huevos
80 g de harina
Nueces (a gusto y opcional)

Encendemos el horno a 180º.
En una fuente, mezclamos la mantequilla con el azúcar e incorporamos los huevos uno por uno. Batimos bien todo junto.
Ponemos a derretir el chocolate en el microondas, yo lo sumerjo en agua en un recipiente que va al micro. Hay que vigilar, luego quitamos el agua y listo. Pero si no, lo hacéis a vuestra manera. Añadimos entonces el chocolate a la masa y la harina y mezclamos hasta que se hayan incorporado totalmente los ingredientes. 


No insistimos mucho tampoco para evitar meter demasiado aire. Si decidimos echar nueces es ahora, las introducimos, una vuelta de cuchara y ya está.


Vertemos la masa en el molde untado de mantequilla y espolvoreado de harina para que no se pegue cuando vayamos a desmoldar el brownie, también podemos poner una hoja de papel de horno, más práctico!


Metemos al horno ya precalentado entre 15 y 20 min. El brownie no tiene que estar demasiado hecho, el interior queda un pelín crudo. Vamos vigilando la cocción, todos los hornos son distintos, pinchamos con la punta de un cuchillo, tiene que salir húmeda.


Esperamos 10 min antes de quitar el bizcocho del molde. Una vez frio, cortamos en cubitos (bueno yo lo como hasta en caliente… No me puedo resistir!). Se puede servir con una bola de helado de vainilla, o una crema inglesa pero yo lo aprecio tal cual con un vasito de leche.


Bon appétit!!

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Solomillo de Cerdo Agridulce

Estamos en plena vuelta al cole, volvemos a la carga amigos y con muchísimas ganas de compartir otra vez mis recetas con vosotros! Para la ocasión he decido proponer un plato familiar que os va a encantar, la pieza maestra de la receta es el solomillo de cerdo que suele gustar a todos, pero le voy a poner un toque original para poder sorprenderos a todos  preparando un adobo un tanto agridulce y de esta manera, la carne se quedará muy tierna y super sabrosa. Ya me diréis!...


Para 3 personas
1 solomillo de cerdo
1 vaso de zumo de naranja
1 cebolla
1 diente de ajo
50 g de azúcar moreno
2 cucharadas de vinagre balsámico
2 cucharadas de aceite de girasol
2 cucharadas de miel
Pimienta

Lo primero que haremos es preparar el adobo en una ensaladera por ejemplo, en un recipiente bastante hondo para que puedan sumergirse las rodajas de solomillo. 


Mezclamos el zumo de naranja, el vinagre balsámico, la cebolla y el ajo picados, la miel y el aceite de girasol.
Cortamos el solomillo en rodajas, les echamos pimienta y vertemos el azúcar en un plato para poder impregnar bien cada rodaja con él. 


Una vez terminado el proceso, metemos las rodajas en el adobo y guardamos en la nevera durante 1 hora.


Al cabo de este tiempo, disponemos nuestras rodajas y el adobo en una fuente que va al horno.


Hay que precalentar el horno a 200º y entonces metemos el solomillo durante 40 min. Rociamos de vez en cuando las rodajas con el adobo durante la cocción.
Mientras, podemos preparar un poco de arroz para acompañar a nuestra carne, es delicioso sobretodo con la salsita por encima.


Servimos calentito y voilá!
Bon appétit!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips