Parmigiana


Hola les amis, os explico: hoy es lunes, son las 8 de la tarde y llevo días dando vueltas para saber qué receta voy a publicar el martes... Desesperada estoy, hasta pensé en no publicar esta semana 🙈 jeje!! En fin, los que me seguís ya sabéis que soy más de dulce que de salado pero también sabéis que intento mantener el equilibrio entre los sabores publicando una receta de cada alternando todas las semanas. Total, esta semana toca salado y llevo un tiempo que se me fue la inspiración (muy muy lejos), si pudiera alimentarme solo de dulce creo que lo haría jaja! Eche entonces mano a mi fantástico libro de recetas italiana que me traje de Francia la última vez que estuve allí y hojeando el libro me dí cuenta que llevo desde septiembre con una receta hecha! No tenía las fotos donde las suelo almacenar y resulta que estaban en stand by... No me volví a acordar de esta riquísima receta hasta ahora! Aunque las fotos no le hacen justicia al plato, creedme que esta delicioso. Es lo que os explicaba con la Tartiflette, hay platos que son muy difíciles de fotografiar para que salgan bonitos. Bueno encima esa receta la hice un día que recibía familiares y con las prisas no pude hacer más, ya sabéis de qué os hablo 😉. Vamos con la receta!

Las reinas de la Parmigiana 😍

Para 4/6 personas
800 g de berenjenas
250 g de mozzarella
400 ml de coulis de tomate
150 g parmesano rallado 
AOVE

En la receta original hay que poner las rodajas de berenjenas en un escurridor con sal gorda para que vayan soltando el agua, después hay que pasarlas por harina y freírlas... Yo hace mucho que no frío mis berenjenas cuando hago una receta que necesitan ir al horno después, lo que hago es usar el super truco de Concha "De Buena Mesa": las meto al micro unos 3 minutos a máxima potencia con un poco de sal y listo! Ahorramos mucho tiempo tanto en hacer la receta como en fregar cacharros y sobre todo es mucho más sano ya que las berenjenas no están empapadas de aceite. Además pierden menos nutrientes 😉.
Empezamos! Cortamos las berenjenas en rodajas de corte longitudinal de 3 a 4 mm de grosor más o menos. Las metemos en un recipiente apto para el microondas, echamos sal y las dejamos 3 min a máxima potencia.


Cortamos la mozzarrella en dados y echamos un chorro de aceite de oliva en el fondo de la fuente que hemos elegido. También podemos usar papel de horno (lo que he hecho). Encendemos el horno y lo ponemos a 180º.
Vertemos un poco de coulis de tomate (yo use tomate triturado en bote) en el fondo de la fuente y tapizamos el fondo de rodajas de berenjenas. 


Repartimos unos trozos de mozzarella y espolvoreamos el parmesano. 


Repetimos el proceso hasta que se acaben los ingredientes y terminamos con el coulis y los dos quesos. Podemos echar un chorrito de aceite por encima.


Metemos al horno entre 30 y 40 min. Sacamos y servimos de inmediato. Yo serví la Parmigiana con unos chuletones de Ávila, hay que aprovechar los buenos productos de la zona jeje! Los acompañó de maravilla 😏.


Quizás lo deje un pelín de más y el queso quedó un poco tostadito pero os aseguro que estaba el plato delicioso mmm!! Intentaré volver a hacerla y con más tiempo sacer mejores fotos...


Bon appétit!!

You May Also Like

26 comentarios

  1. Me encanta la parmigiana y cuando la veo en una foto (para nada me parece que las tuyas no le hagan justicia a la receta) me entran ganas de probarla, aunque sea un poquito. Yo la berenjena la pongo a la plancha y queda muy buena y junto al resto de ingredientes encuentro que es una preparación exquisita. Y con ese tostadito que te ha quedado por encima, me comería esa fuente yo sola.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. me parece una receta fantastica , y ese tostadito se ve delicioso ,suelo hacerlas de muchas maneras ,pero a si no las he preparado,las próximas las pondre a si
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Una receta estupenda con tan solo 4 ingredientes.
    Me ha encantado el truco de meter las berenjenas en el micro. Es verdad que cuando se pasan por la plancha chupan mucho aceite y luego a la hora de comer es más pesado.
    Menos mal que te acordaste de la receta ya que que debe de estar bien rica!!

    besos

    ResponderEliminar
  4. Que delicia de tarta has preparado, que buena tiene que estar, yo a estas horas me comería un buen pedazo, el corte ideal me acaba de entrar un hambre que no veas jeje...Bess

    ResponderEliminar
  5. Qué buenísima receta nos traes! <me encanta cómo la has preparado!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Marina!! ¡¡Ay, cómo te entiendo!! A mi me pasa lo mismo cuando no hago dulce. De hecho, en vez de alternar, hago dos semanas de dulce, y una de salado, y mira, la de salado la hago para no salir rodando de tanto dulce, ja, ja. Y en Navidades, hasta me salté la regla de algo salado y publiqué cuatro semanas dulce, en fin, si el blog es mío, pues lo distribuyo como quiero, je, je. Mañana publico salado, y ya estoy dándole vueltas a ver qué hago para dentro de otras tres semanas, pues es lo que más hago pienso y pienso con anticipación, porque sino, me desespero. Sin embargo con el dulce, pues que no tengo un ingrediente, pues otra cosa, siempre sale algo, pero con lo salado lo tengo que medir mucho antes.
    Bueno, yo veo tu receta fantástica, y no está tan mal, salvo, por una pequeña cosa, ¡¡y es que no me gusta las berenjenas, ja, ja!! Pero estoy convencida que con calabacín tiene que estar igualmente muy rica, así que me la anoto para los calabacines, que la receta es muy fácil y resultona y es un acompañamiento ideal. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. De nuevo vuelvo a encontrarme por aquí un plato que yo hago y que aún no le había puesto nombre, jajaja. Conmigo no hay problemas, me gusta más lo salado que lo dulce, aunque no me privo de nada ¡es que soy un desastre!
    Encuentro tu plato más que rico ¡si le hicieran justicia las fotos! Gracias amiga. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Puro vicio, una receta muy TOP, y me encanta la versión de las berenjenas al horno porque así al menos es más ligera. En los restaurantes en italia suele ser un plato de menú, y en cada sitio sabe diferente. Supongo que la calidad del tomate hace mucho... Lo que daría por cenar eso hoy nena!! Qué hambre con ese gratinadito <3
    Un beso guapísima!

    ResponderEliminar
  9. Hola guapísima !!!
    Pues también hace tiempo que no frío las berenjenas en platos que tienen que ir al horno, normalmente las cuezo ligeramente al vapor y sigo el proceso. Tu plato hace más que justicia Marina, de buena titan sé lo rica que está la parmigiana porque la hago con cierta frecuencia. Es fácil y la berenjena me encanta, no como a Concha, pero bueno nadie es perfecta jajaja
    Y esas chuletas de Ávila, palabras mayores.
    Besotes mi niña.
    P.D: no tengo habilitado en el blog la casilla para seguirlo, pero te puedes suscribir al él :) Está situado en la columna derecha.

    ResponderEliminar
  10. Marina te prometo que esta mañana bien temprano, estuve aquí disfrutando de lo lindo, pero la obligación es ante que la devoción y me tuve que quedar con las ganas de meter el tenedor en tu plato.
    Me encanta la parmigiana y la hago solo en verano, por aquello de que las berenjenas son del huerto de mi padre y saben mucho más ricas.
    Te entiendo perfectamente, yo al contrario que tú, soy de salado, aunque el dulce me encanta, y la reposteria me fascina, lo malo es que cuando llegó a casa, estoy "reventaíta" y sin ganitas de ná, jajaja...
    Pero no pienso si publicar dulce o salado, yo tengo muy claro que mi blog es de cocina, y lo más dulce que publico es lo tradicional, lo que se ha hecho en casa de mi madre toda la vida, por eso no me meto en camisa de once varas, porque entre que no tengo tiempo y que tampoco tengo muchas ganas, al final hago lo que quiero, y que salga el sol por Antequera, jajaja...
    Besitos ma belle, no te preocupes que tus fotos están para comérselas.

    ResponderEliminar
  11. Hola! Es uno de mis platos favoritos! Las adoro! Es que las berenjenas me gustan de todas las maneras, fritas, en pisto, en salsa, al horno... Este plato lo he comido muchas veces en Sicilia, sobre todo la última vez, en el que me quedé un mes entero. Cerca estaba el mercado en la calle, con mil puestos de verduras que traían los campesinos a la ciudad y daba gusto comprar ahí, las berenjenas eran baratísimas y muy buenas, creo que tres "melanzane" grandes costaban un euro... igualito que ahora en España...Muchos besos

    ResponderEliminar
  12. Muy buena elección. Es una receta fabulosa yo también la hago en casa y a todos gusta. Te ha quedado genial, un beset Marina

    ResponderEliminar
  13. Hola Marina, hasta hoy no he podido pasar a visitarte. Te acabo de dejar un mensaje en el post anterior.
    Verás, estoy suscrita a tu Blog, y cuando he recibido el aviso de que habías publicado y he leído el post en mi correo electrónico, primero he pensado que no habías publicado fotos, ya que en el mensaje no salía ninguna, y al venir a verte me he encontrado con esta sorpresa, que sí que tenías publicadas las fotografías y el paso a paso de cómo lo hiciste. Eres una exagerada, sí se aprecia el plato final, y si bien es cierto que en ocasiones las fotografías no salen tan nítidas como quisiéramos, se puede ver el rico plato que elaboraste. Me ha encantado, y te diré que nunca lo he probado de esta manera. Delicioso.
    Feliz tarde guapísima

    ResponderEliminar
  14. ¿Puedes creer que no conocía la parmigiana? El pasado verano la huerta de mi padre dió muchísimas berenjenas y me hubiera venido de lujo tener esta receta. Yo las berenjenas las hago en el horno, pero lo de meterlas en el microondas me conviene más porque sale más económico ¡no hay duda! Lo voy a probar fijo.

    Ánimo. Las musas son volubles y a veces se nos escapan, pero no te agobies, que publiques lo que publiques, si es como esta parmigiana, nos va a encantar.

    Por cierto, a mí me gusta el queso tostadito ¡para mí está perfecta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  15. uhmm pero que rico tiene que estar!! bicos

    ResponderEliminar
  16. Hola, pues la inspiración te llegó con una receta deliciosa, me encanatan las berenjenas de cualquier forma y de ésta más. Esta mañana en el mercado las berenjenas estaban por la nubes, carísimas. Estoy deseando que bajaen un poco porque en casa nunca me faltan. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Ohhhhh!!! Qué plato tan rico!!! De verdad me encantan las berenjenas, y por si fuese poco, soy super quesera. Tiene que estar divina esta parmigiana, sea para acompañar o como plato principal. Ah, y las fotos no están nada mal, somos unas perfeccionistas...jeje... Besos.

    ResponderEliminar
  18. Si la Tartiflette me ha parecido una delicia cuando leí la receta, la Parmigiana que acabas de hacer no se queda atrás.
    Créeme que he intentado buscar el Reblouchon, pero no lo encontré, me aconsejaron llevase otro queso parecido y he comprado FROMAGE DE BRETAGNE, la corteza la tiene del mismo color que tú mencionabas, anaranjado y blanco.
    Me he quedado con las ganas de hacer el plato y espero ponerme manos a la obra cuando vengan mis nietos a comer.
    Hoy traes otra delicia y ya no sé por cual decidirme, ya te contaré lo que hago.
    No dudo de que las dos, tienen que estar para chuparse los dedos, ahora que no nos ve nadie.
    Abrazos y cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  19. Madre mia que platazo mas rico lo desconocia por completo asi que voy ha hacerlo muy pronto!!besos

    ResponderEliminar
  20. Que receta tan buena.
    Sabes que a la berenjena le encanta la miel jjjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
  21. me encanta¡¡¡ la pondre en practica ya que seguro que esta de muerte.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  22. Hola!!! Pues yo estoy encantada de que hayas publicado, porque me encanta la receta. Menos mal que acabo de merendar porque sino me entraba un hambre...ya tengo ganas de pillar un poco, jaja. El truco me parece genial y yo tb lo voy a poner en práctica :) Me quedo la receta! Muchos petonets!

    ResponderEliminar
  23. Hola Marina. Hace poco te conocí, virtualmente, a través de Google+ y ahora paso por tu blog y desde este momento ya tienes un nuevo seguidor.
    He de decirte que no soy muy de quesos jj pero me ocurre todo lo contrario con la berenjena, soy un ferviente admirador y consumidor, hoy precisamente he hecho un plato con berenjena.
    Pocas veces uso el microondas salvo para calentar pero viendo como preparas las berenjenas antes de hornearlas creo que lo pondré en práctica. Yo siempre las frío previamente jj.
    De lo que no tengo duda es de así tienen que estar fabulosas. Me guardo la receta porque estoy seguro de que la haré.
    Que disfrutes del fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. ¡Que razón tienes con lo de las fotos! estos platos con tantas capas son muy difíciles de fotografiar. Al cortarlos en porciones se suelen derrumbar y sale una cosa fea :( Me apunto el truco de las berenjenas en el microondas ;)

    ResponderEliminar
  25. Marina, he venido y me he dado cuenta que ya había estado y comentado. Divinas, ¡di qué sí! Moradas nos vamos a poner! 😂😂

    ResponderEliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Aguacate Cake